Recientemente ESET presentó una nueva versión de su guía de privacidad en Internet y en ella incluye las recientes amenazas que están al acecho de nuestra seguridad online. Una de ellas es el Oversharing, cuestión que fuertemente se está tomando las redes sociales, sobre todo en edades menores.

¿Qué es el Oversharing?

En grandes rasgos, el Oversharing es el compartir información de manera desmedida a través de las redes sociales. Al planificar un ataque, un ciberdelincuente se puede nutrir de múltiples datos de un usuario como ubicación en un momento específico, gustos y hábitos, lugar de trabajo o estudio, y hasta detalles de los contactos y amigos. Lo cierto es que, cuanto más se comparta, más expuesto se estará.

Publicidad

Esto va ligado directamente al trabajo de ingeniería social que hacen los cibercriminales para obtener información, sea recogiendo lo que tú publicas o engañando a través de falsos concursos, problemas, entre otras situaciones virtuales ficticias. Por ejemplo, ¿se acuerdan de los vouchers para Starbucks o H&M? Ese fue un caso de ingeniería social engañando a los usuarios a través de WhatsApp.

Oversharing es el compartir información de manera desmedida a través de las redes sociales.
Oversharing es el compartir información de manera desmedida a través de las redes sociales.

Las configuraciones en las Redes Sociales no tienen, por defecto, los niveles más elevados en cuanto a la protección y a la seguridad. Entonces, ¿cómo evitamos el Oversharing sin dejar de publicar las cosas que nos interesan o gustan? Dedicándole tiempo prudencial a cambiarlas y, además, revisar de forma periódica cuáles son las posibles fugas de información ante una mala o incorrecta configuración de la privacidad en la plataforma. Por ejemplo, en Facebook, eso es posible a través de la configuración de privacidad y seguridad de tu perfil, aquí.

Escrito por: 

Send this to a friend