Hoy en día una de las recomendaciones más escuchadas y generalizadas para administrar tus contraseñas en Internet, es resguardarse gracias a las autenticaciones de dos pasos o factores. Probablemente ya escuchaste de esto, pero a medida que evoluciona la red, aparecen nuevos términos que son complicados de entender o diferenciarlos.

Es por lo mismo que gracias a la ayuda de los chicos de Intel Security, nos tomamos un minuto para desglosar las diversas formas de autenticación, cómo funcionan, y cómo pueden ayudar a proteger su información en línea.

Publicidad

Autenticación de factor único

La autenticación de un único factor es la más simple: simplemente necesita corresponder una cosa para verificarse en línea. El ejemplo más popular es su nombre de usuario y su contraseña. Es la base de la mayoría de verificaciones digitales hoy en día, y un método que probablemente usas diariamente para ingresar a sus cuentas de correo electrónico.

Autenticación de dos factores

La autenticación de dos factores es un poco más complicada. Además de la combinación de contraseña/nombre de usuario, se pide verificar quién eres con algo que tú, y sólo tú posees, como un teléfono celular. En resumen: usa dos factores para confirmar que se trata de ti.

Hay un buen motivo para esto: hoy en día, obtener acceso a algo supuestamente confidencial no es tan difícil. Muchas empresas y perfiles de consumidores están comprometidos por culpa de contraseñas simples y fáciles de adivinar. Al requerir una segunda forma de identificación, los hackers están limitados a lo que pueden extraer.

Los sistemas de dos factores más populares de la actualidad, generalmente funcionan enviando un código único al teléfono vinculado a su cuenta o utilizando una llave física USB para validar en el equipo que te conectas.

Llave USB que puede ser utilizada para una autenticación de dos factores.
Llave USB que puede ser utilizada para una autenticación de dos factores.

Autenticación multifactor

Además de la combinación de nombre de usuario y contraseña, la autenticación multifactor requiere que el usuario confirme una serie de cosas para verificar su identidad – generalmente algo que tengan, un factor físico único de sí mismo – como la retina o las huellas digitales. Otras formas de autenticación pueden incluir la ubicación y hora del día.

A pesar que la autenticación multifactor parece como una fantasía de ciencia ficción, en realidad es bastante común, particularmente entre bancos. Pero este sistema está listo para avanzar incluso más. Gracias a los avances en tecnología de cámaras, hoy en día estamos implementando un nuevo método seguro de reconocimiento: reconocimiento facial.

Autenticación multifactor con reconocimiento facial y dactilar.
Autenticación multifactor con reconocimiento facial y dactilar.
Escrito por: 

Send this to a friend