Un problema tangible que ha sido perseguido en el mundo por distintos activistas, pero no se ha tomado en consideración por parte de las esferas políticas, es qué pasa con la comida desechada. Es decir, alimentos cultivados o procesados que termina en la basura porque simplemente no se compran.

Según el documental del 2014, ‘Just Eat It‘, el 40% de toda la comida producida en el mundo no se come y termina en la basura. ¿No se consume por falta de personas que tengan hambre? ¡Por supuesto que no! Básicamente pasa por un problema que parece un absurdo tabú y tiene que ver con las cadenas de supermercados.

Publicidad

Trailer de ‘Just Eat It’

En Just Eat It, se habla de lo que es “comible y no para un supermercado”. Cómo es la apariencia de la comida que ellos quieren vender y todo lo que termina en basureros porque no es visiblemente aceptado o simplemente porque termina pudriéndose en las alacenas de las tiendas.

El documental puede comprarse online e incluso puedes ofrecerte para ser un evangelizador de este en instituciones educacionales o funciones especiales para incentivar a las personas a consumir lo justo, no comprar de más y tener conciencia del hambre en el mundo.

La comida es rechazada en los supermercados por su apariencia.
La comida es rechazada en los supermercados por su apariencia.

Pero no todo está perdido. En esta historia hay batallas ganadas frente a las cadenas de supermercados. Una de ellas es la que logró Arash Derambarsh en Francia. El forjó un movimiento y la recolección de firmas en la ciudadanía que llevó a que el parlamento francés aprobara una ley que prohibe a los supermercados botar alimentos con fechas de vencimiento próximas.

Es más, tienen la obligación de identificar qué organizaciones de caridad pueden hacer llegar los alimentos que no son comprados y no están caducados. Esto básicamente porque existía una horrible práctica por parte de las tiendas de botar los alimentos en contenedores que incluso mezclaban con cloro para que la gente no pudiese rescatarlos.

Si bien este suceso en Francia, con Derambarsh a la cabeza, no está en el documental, sí es tremendamente recomendable que puedan ver para tomar conciencia sobre cómo se gasta en comprar alimentos que no se consumen, cómo las cadenas escogen los alimentos por su aspecto y terminan desechándose por descomposición. Consíguelo desde su Web: www.foodwastemovie.com.

Colaborando en OMG! desde las tinieblas.

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend