Día a día el ser humano se desquita con el mar. ¿Cómo? Contaminándolo con basura que no se degrada y termina viajando por los distintos océanos de todo el planeta. Lamentablemente es imposible hacer un seguimiento constante de los despojos vertidos en el mar, pero sí se puede hacer una representación de ella.

Científicos de la NASA han logrado hacer un catastro de cómo han viajado los deshechos flotantes del mar durante los últimos 35 años. Todo esto gracias a la pista de miles de boyas científicas que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), ha lanzado al mar en todos esos años.

Publicidad

Animación de la basura

En el video las boyas científicas son representadas como los puntos blancos. Van aumentando y disminuyendo a medida del paso de los años ya que el NOAA va agregando cada vez más de estas y otras van quitándose por fatiga de material, entre otras razones. Lo interesante de evaluar es el patrón que estas siguen. Las boyas siguen el camino como cualquier objeto flotando, al igual que la basura arrojada.

Gran parte de la basura oceánica es plástico.
Gran parte de la basura oceánica es plástico.

Como conclusión de la visualización, la basura que logra perdurar con los años, la cual es básicamente desperdicios plásticos, termina concentrándose en 5 zonas de basura (ocean garbage patches en el video) de todos los océanos del mundo. Se podría decir que estas concentraciones de objetos flotantes pueden ser pseudo islas de suciedad humana.

Escrito por: 

Send this to a friend