El cigarrillo electrónico es uno de los productos favoritos para quienes desean dejar el tabaco. Independiente a que funcionen o no, y fuera de cualquier problema de salud que puedan conllevar (según nuevos estudios), parece una verdadera locura la simple idea de intervenirlo en su hardware.

Demencia o no, alguien lo hizo. Balázs Bánk, un desarrollador húngaro, intervino un eVic-VTC Mini de Joyetech para hacer correr el ‘polémico’ videojuego para móviles Flappy Bird.

Publicidad

eVic-VTC Mini es un cigarrillo electrónico que posee una pantalla OLED de una pulgada y 128 kb de memoria ROM. Eso fue más que suficiente para que Bánk instalara este juego y/o un firmware modificado y mostrar lo que quiera en esa pulgada de tamaño.

Si tienes este mismo cigarrillo electrónico podrías instalar tú mismo el firmware modificado.
Si tienes este mismo cigarrillo electrónico podrías instalar tú mismo el firmware modificado.

Recordemos que durante el 2014, Flappy Bird tuvo su momento de gloria suprema, pero también un lado oscuro. Múltiples acusaciones de copia hicieron que Dong Nguyen, el programador vietnamita que lo creó, terminara borrándolo y acusando en Twitter lo miserable que era su vida por culpa de crear este videojuego.

Al menos hoy, prácticamente dos años después de dicho episodio, Nguyen podría estar feliz que otros desarrolladores se acuerden de su título y de cierta forma lo honren con intervenciones tan raras como la que Balázs Bánk hiciera en el cigarrillo electrónico. Es más, tú también podrías hacerlo descargando el firmware desde aquí.

Escrito por: 

Send this to a friend