Ayer en el capítulo 083 de OhMyGeek! Radio por Rock&Pop, comentamos del Día Mundial Contra el Ruido. Celebración anual (cada 27 de abril) que busca hacer un llamado para el cuidado frente a la contaminación acústica y la exposición constante a los altos decibeles que finalmente nos provocan un daño auditivo.

Hoy en día, existe la suficiente evidencia que confirma que la contaminación acústica tiene efectos nocivos para la salud, tanto temporales como permanentes a través de los sistemas endocrinos y nerviosos autónomos. Las consecuencias en el organismo empiezan a ser observadas a partir de las exposiciones diarias a largo plazo a niveles de ruido por encima de los 70 decibeles (nivel límite recomendado por la OMS y que ocurre por ejemplo en zonas de alto tráfico).

Publicidad

Pero, ¿cuáles son los efectos por culpa del ruido detectados en la salud? Hay de todo tipo, desde físicos a psicológicos. Por ejemplo la pérdida de audición, la agresividad e incluso problemas mentales y alteración del sueño. A ello se suman los dolores de cabeza, cansancio e incluso el aumento del colesterol y los triglicéridos.

La constante exposición a la contaminación acústica puede provocar alteración del sueño.
La constante exposición a la contaminación acústica puede provocar alteración del sueño.

Según Luis Ortega, responsable de calidad, formación y audiología de Gaes Chile, afirma que se debe que estar alerta a ciertos signos para evitar daño auditivo y una posible hipoacusia o pérdida de la capacidad auditiva. Esto porque existen momentos en que el aparato auditivo emite su “grito de alarma” y hay que prestar atención para evitar perder nuestra capacidad de escuchar y también la calidad de vida.

Escrito por: 

Send this to a friend