Los ciberdelincuentes cada día buscan nuevas formas de engañarnos online, pero también el cómo acceder a nuestros dispositivos -sean estos- de escritorio o móviles. Por lo mismo las técnicas de intrusión se han ido perfeccionando a medida que la tecnología avanza y los equipos se vuelven obsoletos y/o desechables.

En base a lo mismo, según la firma de seguridad Kaspersky, infectar un dispositivo Android es mucho más difícil para los delincuentes que infectar una PC con Windows. El sistema operativo Windows– y muchas de sus aplicaciones generalizadas– contiene vulnerabilidades que permiten que el código malicioso se ejecute sin ningún tipo de interacción con el usuario.

Publicidad

Con Android, no es generalmente el caso. Esto porque cualquier instalación de aplicación requiere confirmación por parte del propietario de un dispositivo Android. Sin embargo, las vulnerabilidades en el sistema operativo se pueden explotar para eludir esta restricción y, de acuerdo con el descubrimiento de investigadores de seguridad esto realmente sucede.

Lamentablemente no todo es color de rosa. Android sufre mucho por lo desechable que se ha convertido el sistema operativo al existir tantos equipos en el mundo de distintos precios y gamas, cuestión que comunmente hace perder las actualizaciones por culpa de los desarrolladores y operadores móviles.

Android bueno y malo

Esto es comprendido por los cibercriminales, quienes activan scripts en Webs que detectan y buscan –por sobre un computador con Windows- un móvil Android con la versión 4.0 o inferior. ¿Por qué? Debido al gran beneficio que entrega el apoderarse tu teléfono para utilizarlo ocultamente en servicios que incluyen al envío de SMS (mensajes de textos). Sin duda, el delito más cometido por los maleantes en un smartphone.

Según Kaspersky, los delincuentes digitales aprovechan antiguas vulnerabilidades que si bien Google corrigió, el peligro de su explotación aún existe. Esto porque se crean dispositivos basados en Android y los fabricantes están poniendo a disposición las actualizaciones de seguridad con demasiada lentitud. Algunos no publican actualizaciones en absoluto debido a la obsolescencia técnica de un modelo en particular.

Si tienes un equipo con el sistema operativo del androide verde, sobre todo si con una antigua versión, recuerda mantener actualizado el software del equipo, además de restringir la instalación de aplicaciones fuera de la tienda de aplicaciones Google Play. Si es posible, por la antigüedad del equipo, utilizar un software de seguridad.

Director de OhMyGeek!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend