Entre el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones chileno, Andrés Gómez-Lobo y la Ministra de Infraestructura del Reino de Suecia, Anna Johansson, se firmó un acuerdo de colaboración que permite desarrollar un proyecto piloto que impulse la movilidad eléctrica en la ciudad de Santiago.

La idea es evaluar el uso de buses eléctricos en el transporte público capitalino y la firma de este compromiso denota el interés del gobierno por conocer el funcionamiento de distintos modos de transporte sustentables que puedan contribuir a un mejor servicio de transporte público en Santiago, con efectos positivos en materia de descontaminación e incluso, de descongestión de la ciudad.

Publicidad

Suecia y Chile acordaron iniciar un diálogo para analizar de manera conjunta las posibilidades futuras de colaborar en el impulso de buses eléctricos en Santiago, considerando elementos como los equipos de carga, la gestión de tráfico y comunicaciones, las capacidades de investigación y mediciones y la interacción con el medio urbano, entre otros elementos.

Un ejemplo de transporte eléctrico introducido en Suecia.
Un ejemplo de transporte eléctrico introducido en Suecia.

Este compromiso se enmarca también en un acuerdo ya suscrito entre Suecia y Chile, para la cooperación en materia de tecnologías verdes e innovación y desarrollo urbano e infraestructura sustentable.

Escrito por: 

Send this to a friend