Un verdadero Geek siempre amará a los grandes símbolos que representen tecnología en todos sus formas, colores o sabores. Pasa con el Halcón Milenario, el DeLorean y por qué no, KITT (a.k.a. Knight Industries Two Thousand). El automóvil que acompañó en tantas aventuras a David Hasselhoff en la serie de televisión Knight Rider.

Por ello, la gente de Regular Car, consiguió una réplica de este vehículo para revisar qué tal es la experiencia de apreciar y conducir lo que eventualmente significó esta gloriosa máquina. Recordemos que además de un diseño ‘cool’ y una potencia inigualable, ¡también hablaba!

Publicidad

Bueno, KITT es un Pontiac Firebird TransAm V8 de 1982 y James Love fue alguien que lo consiguió y decidió transformar en el Knight Industries Two Thousand. Para ello, consiguió piezas por separado (botones, LEDs y más) y las instaló meticulosamente para dar el toque retro y tuviesen alguna función.

KITT Automovil conduccion

KITT no sería muy seguro

El gran problema del automóvil es que es hermoso de mirar, pero terriblemente malo para conducir. Según lo que cuentan en el review, la palanca que usa para maniobrar es horrible para girar el mismo vehículo y choca con tu entrepierna cada vez que lo haces.

Por otra parte, por culpa del gran panel de luces y botones, se retiró el espejo retrovisor central y toda la estructura que conlleva el panel principal, cuestión que no lo hace muy seguro para conducir en calles públicas o a mucha velocidad.

Mira la revisión completa de Regular Car en el siguiente clip:

Escrito por: 

Send this to a friend