Un día de furia tuvo un ciudadano francés que -aparentemente- molesto por el servicio al cliente de Apple, decidió ir a una tienda de la compañía para destruir lo que encontrase cerca. Esto sucedió en una Apple Store de Dijon, Francia.

La tienda se encuentra en un centro comercial y rápidamente llamó la atención de varios transeúntes y por supuesto los guardias privados del recinto quienes fueron los únicos que retuvieron al sujeto, después de destruir varios iPhone, un iMac y otros MacBook.

Publicidad
Furia de un francés: todo empeoró cuando se enfrentó a los guardias.
Todo empeoró cuando se enfrentó a los guardias.

‘Le fureur’ del francés

En el video adjunto, el cual estaba en 3 partes (y unimos para ti en sólo uno), se ve el momento que este ciudadano rompe los teléfonos con una bola de acero mientras gritaba: “Señoras y señores, recuerden los derechos del consumidor”.

Junto a eso exclamaba: “Ellos se niegan a reembolsarme según las leyes europeas. Les advertí. Les dije que me reembolsen el dinero y me dijeron que no“. Posterior a eso para ejemplificar ‘qué ocurre cuando no devuelven dinero’, el sujeto rompe un teléfono y así continuó.

Apple no quiso referirse al tema, pero el día de furia de este señor terminó abruptamente después de la detención por los guardias y posterior captura de la policía. Además, según el sitio Web francés RTL, los daños fueron estimados en $50.000 euros. Unos $56.000 USD o $37.000.000 CLP.

Escrito por: 
  • jorge

    Que paguen por ello y que hablen, los sinvergüenzas poderosos, que ya sabemos quienes son.

Send this to a friend