Un experimento psicológico quiere comprobar que sí o sí, el teléfono inteligente (Smartphone) nos hace menos productivo. Este fue realizado por las universidades de Würzburg y Nottingham Trent por orden de la compañía Kaspersky.

La idea era descubrir una correlación entre los niveles de productividad y la distancia existente entre una persona y su Smartphone. Para eso se pusieron a prueba el comportamiento de 95 personas con edades comprendidas entre 19 y 56 años.

Publicidad

Todo se realizó en laboratorios de las universidades de Würzburg y Nottingham Trent bajo condiciones equilibradas para no alterar los resultados, bajo cuatro condiciones diferentes: con su teléfono inteligente en el bolsillo, en su escritorio, guardado bajo llave en una gaveta y retirado de la sala por completo.

¿El smartphone cerca? Mejor que no.
¿El smartphone cerca? Mejor que no.

Mientras más lejos el Smartphone, mejor.

Los resultados obtenidos son significativos: la productividad más baja se registró cuando el Smartphone estaba en el escritorio al lado de la persona, pero con cada capa adicional de distancia entre los participantes y sus teléfonos inteligentes, el rendimiento de la prueba se incrementó. En general, los resultados de las pruebas se elevaron un 26% más cuando los dispositivos fueron retirados de la habitación.

Contrario a lo esperado, la ausencia de los teléfonos inteligentes no puso nerviosos a los participantes. Los niveles de ansiedad fueron constantes en todos los experimentos. Sin embargo, en general, las mujeres se mostraron más ansiosas que sus homólogos masculinos, lo que llevó a los investigadores a concluir que los niveles de ansiedad en el trabajo no se ven afectados por los teléfonos inteligentes (o la ausencia de ellos), pero pueden verse afectados por el género.

¡No soy un robot!

¡Déjanos un comentario!

avatar
wpDiscuz

Send this to a friend