No sabemos si vivió hasta los 98 años comiendo su propio invento, pero sí será parte de la historia gastronómica. Jim Delligatti, el creador de la Big Mac, falleció el pasado 28 de noviembre en su hogar en Pittsburgh, Estados Unidos.

La Big Mac definitivamente debe ser una de la más icónicas hamburguesas que vende la cadena McDonald’s por casi 50 años. La historia se remonta a 1967 cuando Delligatti debía responder a la demanda del público por una hamburguesa más grande.

Publicidad

Big Mac, ¿por qué?

Con ese desafío en particular, este señor decidió tomar dos hamburguesas de carne y adjuntarlas dentro un sólo pan (sésamo) con lechuga, queso, pickles, cebollas y una salsa especial. El nombre se lo dio porque ‘Big MC’ sonaba demasiado divertido, así que terminó nombrándola ‘Big Mac’.

Según estimaciones de venta, McDonald’s ha vendido miles de millones de Big Macs en todo el mundo. Al año serían aproximadamente unos 550 millones, algo así como 17 cada segundo. Hoy -30 de noviembre- la compañía lo recordó por redes sociales.

Esta imagen publicó la compañía para recordar a Jim y su Big Mac.
Esta imagen publicó la compañía para recordar a Jim y su Big Mac.

Michael Delligatti, hijo de Jim Delligatti, dijo que su papá comía al menos una de estas hamburguesas de 540 calorías -todas las semanas- y por muchos años. ¿Será cierto? Esa será una historia que se irá a la tumba con su legado culinario.

Escrito por: 

Send this to a friend