Un accidente lamentable, pero totalmente evitable y que involucró a dos jóvenes de 18 y 17 años de edad, sucedió en Chínipas, en el estado de Chihuahua, México. Nitzia Mendoza Corral (18) y Clarissa Morquecho Miranda (17) murieron al intentar sacarse una selfie en una pista de aterrizaje.

Ambas chicas habían asistido a las carreras de caballos que se realizaban al costado de la pista de aterrizaje en dicha localidad mexicana. Fue ahí cuando decidieron pasarse a la pista para tomarse los autorretratos con su celular y fueron golpeadas con el ala de una avioneta que estaba aterrizando.

Publicidad

La mortífera selfie

Carlos Huerta, vocero de la Fiscalía del Occidente en Chínipas, relató la historia e indicó que las jóvenes estaban estaban arriba de una camioneta tomándose las fotografías y no se percataron que la aeronave estaba descendiendo, golpeándolas a ambas y muriendo de casi instantánea. De todas maneras, Huerta informa que aún es una información preliminar y se continúa investigando, según indica el Proceso de México.

Selfie: Nitzia Mendoza y Clarissa Morquecho.
Nitzia Mendoza y Clarissa Morquecho.

Nitzia Mendoza provenía de Navojoa y estudiaba la carrera en derecho en dicha localidad. Su amiga, Clarissa Morquecho, era del poblado de Palmarejo, ubicado a 40 minutos de Chínipas. También era estudiante, pero aún en el colegio.

Un infortunio que sólo puso al descubierto -nuevamente- la irresponsabilidad de algunos por obtener una fotografía ‘cool’. Cuestión que también nos hace recordar a personas que juegan con su suerte, como Angela Nikolau, que tiene más de 452.000 seguidores en su cuenta de Instagram por sus ‘atrevidas’ fotografías en rascacielos.

Escrito por: 

Send this to a friend