Esto será inolvidable para SpaceX, su fundador Elon Musk, pero más aún toda la historia aeroespacial. Ayer, 30 de marzo, la mencionada compañía SpaceX reutilizó un cohete para hacerlo volar y después regresarlo a la Tierra, sin daños.

En abril de 2016, el cohete Falcon 9 llevaba la cápsula Dragon a la ISS en su octava misión de abastecimiento y se puede decir que desde ese entonces, la carrera por abaratar costos en las misiones espaciales tomó una recta directa. Falcon 9 es definitivamente la misión espacial más popular que lleva por objetivo es reducir gastos para salir fuera del planeta. La idea es que este cohete sea reutilizable y así sucedió.

Publicidad

Falcon 9 de SpaceX.

Ayer, el Falcon 9 que despegó para lanzar al espacio el satélite de comunicaciones comerciales SES-10, fue el mismo que salió en abril del año pasado. Para Elon Musk, presidente ejecutivo de SpaceX, esto es la gran revolución de los viajes espaciales. ¿Por qué? Básicamente porque demuestra la diferencia a que tienes un avión y lo desechas después de su primer vuelo o si puedes reutilizarlo.

SpaceX ahorrando plata

Con 15 años de historia esta compañía puede jactarse que comenzó a cumplir una de sus mayores ambiciones. Reducir costos drásticamente es requisito imperativo para el futuro de los viajes espaciales. Es más, se dice que la reutilización de cohetes y lanzadores puede reducirse los valores de una misión espacial entre 10 y 100 veces. Todo esto teniendo en consideración que el costo de un lanzador es de 60 millones de dólares.

Cabe destacar que el Falcon 9 es un cohete impulsado por oxígeno líquido (LOX) y queroseno para cohetes (RP-1) densificado. Este sirve para el lanzamiento de satélites, transporte de carga y astronautas a la Estación Espacial Internacional, todo con costos reducidos. Como objetivo interno, Falcon 9 también ayuda a la iniciativa de Musk para llevar un millón de personas a Marte.

Escrito por: 

Send this to a friend