La polémica se desató en China y por culpa de la adicción a Internet. En dicho país, existes centros de tratamientos específicos para jóvenes con este problema. Y la principal contrariedad radica ahora en que se supo de la muerte de un paciente de 18 años en la provincia oriental de Anhui. Él había llegado para tratarse su problema con Internet en uno de estos centros de rehabilitación.

En la ciudad de Fuyang, los medios locales relataron el estado en el que se encontró el joven después de asistir a dicho lugar. Quedó con múltiples y visibles lesiones que finalmente le costaron la vida. El diario “Anhui Shangbao” conversó con Liu, madre del joven, quien contó que a sólo dos días de entrar a tratamiento, terminó en el hospital muerto.

Publicidad

Los padres del joven habían confiado en estos centros correctivos porque se veían incapaces de corregirlo debido a su adicción a la red. Por lo mismo el pasado 3 de agosto lo habían llevado al centro de Fuyang donde le darían una combinación de cuidado psicológico y entrenamiento físico.

Centros de rehabilitación militarizada

Existen varios tipos de centros para estas adicciones digitales. Algunos con fuertes tratamientos de aislamiento e incluso descargas eléctricas, según denuncian los propios medios locales. Varios piden con urgencia a las autoridades un mayor control sobre estas instituciones ya que el problema viene desde hace tiempo.

Rehabilitación a Internet: Es común que midan la actividad cerebral.
Es común que midan la actividad cerebral en búsqueda de alguna disfunción.

Este reciente joven fallecido, según relata la madre, los médicos le contaron que tenían más de una veintena de lesiones externas y varias internas. Y cuando ella vio el cuerpo de su hijo -en la morgue- lo encontró cubierto de cicatrices, desde la cabeza hasta los dedos de los pies.

Esto sería parte de las pruebas que cada vez están creciendo más y más en China sobre estos lugares donde con fuerza desmedida y disciplina propias de las fuerzas armadas, están tratando de quitarle a un adolescente su adicción a los videojuegos y a Internet. Lamentablemente está el otro lado de la moneda, donde existen muchos padres que efectivamente creen que esta es la solución, la violencia.

Por ahora el centro donde falleció este chico está cerrado (temporalmente). La televisión estatal informó que el director y otros cuatro empleados de la institución están en custodia policial.

Escrito por: 

Send this to a friend