Ustedes lo vieron y vivieron. Un gran revuelo generó el eclipse solar de hoy, el cual se pudo observar con toda plenitud en el hemisferio norte del planeta, específicamente en Estados Unidos. Fue ahí donde su Presidente Donald Trump, también tuvo la oportunidad de hacerlo. Lamentablemente de forma errónea.

Hace días que la comunidad científica y médica está advirtiendo los peligros de observar un eclipse sin la protección correspondiente. Y básicamente porque siempre es complicado y malo ver con tus ojos el sol directamente, sin importar la ocasión.

Publicidad

El ejemplo de Donald Trump

Donald Trump miró inicialmente el eclipse sin anteojos.
Donald Trump miró inicialmente el eclipse sin anteojos.

Tristemente el Presidente no fue capaz de ser el mejor ejemplo. Durante la observación pública que hizo en la Casa Blanca, junto a la primera dama Melania Trump, él decidió mirar al cielo -directamente al sol- sin la protección necesaria. Fue ahí cuando alguien del staff gritó “¡No mire!” y decidió bajar la vista.

Después de dicho suceso, Donald Trump se colocó los anteojos necesarios y observó el fenómeno natural. Dicho acto irresponsable generó una ola de críticas, sumando una más a su repertorio de errores.

Después entendió la alerta de su staff y recibió los protectores.
Después entendió la alerta de su staff y recibió los protectores.

Importancia de la protección

Recordemos que el observar este tipo de sucesos sin protección, puede conllevar serios daños a la vista. Y ojo, no es llegar y utilizar cualquier tipo de anteojos de sol. Se necesitan unos especiales con certificación ISO 12312-2, además de dar por hecho que su fabricante tiene una verificación por parte de la American Astronomical Society u otra entidad pertinente.

Escrito por: 

Send this to a friend