A través de procesos de extracción de metales preciosos de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso, la Fundación Chilenter quiere lograr recuperar estos de más de 10 toneladas de placas madres, provenientes de diferentes tipos de equipos computacionales y de telecomunicaciones.

Chilenter es una organización sin fines de lucro, perteneciente a la red de fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, tiene 15 años de vida trabajando por disminuir la brecha digital en el país de una forma sustentable.

Publicidad

Recuperando minerales de placas madres

Este proceso la fundación lo quiere lograr con la exportación de estas piezas a Newark, Estados Unidos, en un envío que salió esta semana desde la planta de Chilenter en Quinta Normal hacia el puerto de San Antonio y así partir en una embarcación.

Desde San Antonio saldrán en barco las placas madres.
Desde San Antonio saldrán en barco las placas madres.

La exportación de estos componentes es el mecanismo que Chilenter ha usado desde 2009 para lograr el reciclaje de ciertas partes y piezas de computadores que en nuestro país aún no pueden tratarse de esta forma.

Esas 10 toneladas de placas madres -en cantidad- son más de 18.000 piezas de las cuales se pueden extraer oro, plata, paladio o cobre en concentraciones significativamente mayores. Hasta 100 veces más que las que se observan en los yacimientos de minería extractiva o primaria.

Reciclaje de basura eletrónica

Además de lograr rescatar materia prima valiosa, esta acción de reciclaje logra evitar la contaminación que estos desechos pueden generar en suelos y aguas, gracias a sus componentes tóxicos. Eso, más el hecho de ser Chile el país número uno en Latinoamérica en generación de estos residuos, con 9,9 kilos por persona al año, han puesto a los residuos electrónicos en la lista prioritaria de la nueva Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, que entrará en vigencia el próximo año.

Escrito por: 

Send this to a friend