Cables de telecomunicaciones, como las de telefonía fija o televisión pagada, e incluso electricidad, son parte de un proyecto que lleva años en Chile para despejar los denominados “escombros aéreos”. En otra palabras quitar cables que no tienen ninguna utilidad en postes de las calles.

Este ha sido un trabajo impulsado por Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) en conjunto con los gobiernos regionales, municipalidades y las empresas del sector. A la fecha, poco más de 190 mil metros de cables en desuso han sido retirados en distintas comunas del país en lo que va de 2017.

Publicidad

¿Por qué retirar cables en desuso?

El trabajo corresponde a una garantía para ordenar y mantener el cableado aéreo. Con esto la comunidad puede ser tranquilidad y seguridad en torno a los servicios que se distribuyen. Se pueden minimizar el riesgo de que caigan a la calle, interrumpan a otros que sí son utilizado y por supuesto –estéticamente- se ve más bonito y ordenado.

Cables conectados.

En específico, los poco más de 190 mil metros de cable en desuso corresponden a las labores de despeje desarrolladas en tres comunas de la Región Metropolitana durante el período 2016-2017, -Quinta Normal, Cerrillos y Macul-, con 118.616 metros, y en municipios de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Valparaíso, Biobío, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes, que suman una cifra aproximada de 72 mil metros, en distintas fases.

Al retiro se suma también el trabajo de amarre de cable (ordenamiento), que entre la Región Metropolitana y otras comunas del país bordea los 65 mil metros, sólo en el período 2016-2017.

Escrito por: 

Send this to a friend