La inspiración llega cuando tu cerebro se desconecta

Los científicos aseguran que si quieres encontrar la solución a algún problema, basta con tomarse un respiro para que la inspiración llegue a tu cerebro.