Esta es la solución para los que no despiertan con las alarmas del smartphone

Directamente donde más nos duele, en nuestros bolsillos. Yo no tendría ni dinero para movilizarme si es que contara todas las veces que apago y espero que vuelva a sonar el despertador por las mañanas.