Con los cordones desamarrados, te puedes tropezar Google

Uno en las mañanas, cuando se viste, procura salir completamente decente y/o tapado con este frío que ha hecho (o sea se prepara). Por otra parte  -también- se fija de ir con los zapatos bien atados y así no tener que encontrarse con dificultades al andar; o por sobre todo tener que perder el tiempo […]