Tu smartphone podría estar engordándote

Uso de los teléfonos celulares podría reducir significativamente la actividad física, de forma parecida a ver televisión.